Peggie Sue

Posts Tagged ‘viajes

Cuando sea grande (grande en serio) quiero ser crucerista. Me encanta ver la llegada de los cruceros plagados de gente (sobretodo cuando no trabajo) de la tercera edad con preocupaciones mínimas. Laburaron toda una vida, y ahora tienen la plata y el tiempo suficiente para dejar sin herencia a las generaciones que les siguen. Recorren el mundo estando cada pocos días en un puerto y un país diferente, tan lejos y tan distinto del lugar donde viven. Los reconoces al instante, cuando van cruzando el muelle: hombres altísimos con gorras de los lugares q visitaron previamente, señoras con viseras y sombreros enormes, con carteras y riñoneras de Louis Vuitton y exceso de estampado en sus ropas. Les encantan además los colores fluor y accesorios llamativos. A pesar de su edad, son súper amigos de la tecnología: cámaras de último modelo, unas sillas de ruedas que parecen cuatriciclos, filmadoras, celulares con los que no logran captar señal, etc. Caminan tan despreocupados por la vida, y de algún modo viven en su propia burbuja, de mi ciudad solamente conocen un extenso boulevard plagado de casas enormes y hermosas y no se animan a cruzar la tercera cuadra mas alejada del mar, para ellos allí termina la civilización. Rubias platinadas que podrían pasar por abuelas de Barbie, colorados y rubios casi albinos, chinos que son de lugares que no sabia q existían, de todos lados menos de China, ingleses sumamente polite, gente con un color de piel espectacular y que me parece bellísimo, un negro casi violeta, unos marrones increíbles, gente que habla solamente su inentendible lengua materna, y no logra hacerse entender.  Gente que esta acostumbrada a vivir en el lujo, donde se pasan horas diarias en el casino, spa y miles de actividades que amaría poder hacer tan frecuentemente. Gente que a pesar de venir con billetes de todos colores y valores, tan bien recibidos en mi país, piden descuento para todo, y compran más alcohol que mi grupo de amigos para una previa, porque en el barco las bebidas son muy caras. Gente que pasea con sus regalos recién adquiridos completamente ajenos al mundo en tierra firme, gente que probablemente vivió demasiado y ahora busca esa desconexión.

Espero poder hacer eso algún día, sola o acompañada, no hay mucha diferencia, siempre terminan las mujeres destrozando las tarjetas de crédito mientras sus maridos las esperan tranquilos y toman aire, así que seguramente encuentre alguna compañera de compras o un compañero para ir al casino o descansar un rato.

Anuncios
Etiquetas: , ,

En el fichero

Categorías